Arroz de Costilla con Boletus

Qué decir del arroz…… un alimento que nos da una infinidad de juego a la hora de cocinar.

Podemos cocinarlo en paellas, guisos, potajes, ensaladas…. Tambien podemos darle distintos acabados a la hora de finalizar la cocción, dependiendo de la cantidad de agua o caldo que utilicemos.

Seco: Esta variante requiere el doble de agua que arroz. (utilizaremos una taza de arroz por dos de agua o caldo)

Meloso o más conocido como risotto: Este requiere una atención continua a la hora de cocinar el arroz. ( una vez hecho el sofrito con los ingredientes, tendremos que ir añadiendo de cada vez una taza de agua o caldo, hasta consumirse, así repetidas veces hasta que nuestro arroz este en su punto)

Caldoso: Aquí a diferencia de las anteriores, tendremos que cuadriplicar o quintuplicar más o menos, la cantidad de agua o caldo que de arroz.

Ingredientes:

  • Costilla de cerdo

  • Boletus, o en su lugar (shitake y portobello)

  • 1 cebolla

  • Tomillo, Oregano y Perejil

  • 1 cucharadita de cúrcuma

  • Acete de oliva pimienta y sal.

Al lío:

    1. Dejaremos la costilla toda la noche en adobo con el aceite, perejil, orégano, tomillo y pimienta.

  1. En la misma olla donde cocinemos el arroz, doramos la costilla con el aceite del propio adobo, cuando este dorada bajamos a fuego medio y añadimos la cebolla y las setas para pochar, (si necesitaramos un poquito más de aceite para pochar la cebolla se lo añadiriamos).

  2. Cuando la cebolla este pochada añadimos la cucharada de cúrcuma con la sal, removemos y añadimos el arroz para que se impregne con los jugos de los ingredientes.

  3. Incorporamos el triple de agua que de arroz (es decir, si utilizamos una taza de arroz, añadiremos tres de agua)

  4. Cuando rompa el hervor calcularemos de 15 a 18 minutos,pasado ese tiempo retiramos del fuego y dejamos reposar 5 minutos con la olla tapada.

Que aproveche……

DSC_0003_3

Esparragos rellenos de langostinos con crema de marisco.

DSC_0315

Esta receta es muy especial, pues a unos agrada mientras que a otros no les convence, pero como se suele decir en la variedad esta el gusto; Este plato es un guiño para Carlos Picallo.

Si queréis sorprender en una celebración a vuestros comensales…….. toda vuestra.

Ingredientes:

  • Espárragos Blancos enlatados calibre grueso( 2-3 por persona)

  • langostinos(2 por persona)

  • Perejil fresco

  • Aceite de oliva, sal y pimienta

  • Harina (Un par de cucharadas)

Al lío:

  1. Separamos las cabezas de los langostinos y con estas hacemos un caldo de marisco (opcional le podéis añadir una hoja de laurel, un ramillete de perejil y media cebolla), dejar cocer a fuego lento 35 minutos, de vez en cuando intentar aplastar con ayuda de un cucharón las cabezas de los langostinos.

  1. Pelamos las colas, troceamos y salpimentamos, las doramos en una sartén con una gota de aceite y perejil picado.

  2. Reservamos los langostinos y en la misma sartén doramos un par de cucharadas de harina, intentamos que la harina absorva los restos de langostinos que puedan quedar en la sartén.

  3. Colamos el caldo de marisco, lo vamos añadiendo a la sartén poco a poco removiéndolo de vez en cuando hasta que entre en ebullición.

  4. Pasamos la mezcla a un vaso de batidora y batimos para deshacer los grumos.

  5. Volvemos añadir a la sartén la mezcla batida y añadimos más caldo hasta obtener la densidad adecuada.

  6. A los espárragos les hacemos un corte longitudinal sin llegar abrirlos del todo, los rellenamos con los trozos de langostinos.

  7. Colocamos los espárragos rellenos de langostinos en la fuente donde los vamos a servir y agregamos la crema de mariscos por encima.

    Buen provecho.

Lasaña de espinacas setas y langostinos.

DSC_0029_1

Las lasañas son una comida perfecta para cualquier tipo de celebración, o para hacerlas cualquier día de la semana, ofrecen un sinfín de combinaciones para agradar todos los gustos, de hecho son una de mis recetas preferidas a la hora de cocinar para todo el mundo, algunas, dependiendo de los ingredientes nos lían un poco… pero el resultado es más agradable que el trabajo que inviertes en hacerlas. Personalmente me gusta hacerlas de un piso solo, para que cuando sirvas las porciones se desparrame por todo el plato el relleno de la lasaña.

Ingredientes: (esta receta es para dos personas)

  • 10-12 langostinos, dependiendo del tamaño
  • 300 gramos de seta shiitake
  • 300 gramos de champiñón portobello
  • Un manojo de espinacas
  • Media cebolla (pequeña)
  • Una bola de mozzarella
  • Cualquier queso en lonchas (yo utilizo gouda)
  • Parmesano o grana padano rallado
  • 2 vasos y medio de leche
  • Sal pimienta y aceite de oliva.
  • 2 cucharadas (soperas) colmadas de margarina
  • 3 cucharadas (de postre) colmadas de harina
  • 10 placas de lasaña precocinada.

Al lío:

  1. En la propia fuente donde hornearemos la lasaña, añadimos agua caliente del grifo, colocamos de una en una las placas de pasta. Y las mantenemos sumergidas unos 10 min. (Este tiempo varía dependiendo del fabricante).
  2. Luego, mientras calentamos el agua para escaldar las espinacas, retiramos las cabezas de los langostinos y reservamos. Pelamos las colas y salteamos con las shiitake y el portobello, cuando las setas y los langostinos estén algo doraditos, añadimos la cebolla muy picadita y pochamos.
  3. Escaldad las espinacas y si queréis, es el momento de engrasar una fuente y colocar una primera capa de placas de pasta.
  4. Mientras se escurren las espinacas, ponemos en un cazo la leche y las cabezas de los langostinos con una pizca de sal, llevamos a ebullición… manteniendo el plop, plop plop 5 min. Colamos la leche y reservamos.
  5. Llega el momento de hacer la bechamel, añadimos en un cazo las dos cucharadas de margarina a fuego medio, cuando este derretida añadimos la harina y removemos hasta obtener una pelota, añadimos la leche caliente, cogemos la batidora y deshacemos el grumo sin retirar el cazo del fuego, (la densidad de la salsa bechamel, dependerá del tiempo que la tengamos en el fuego).
  6. En la fuente que ya tenemos la primera base de placas, colocamos las espinacas, y añadimos un chorrito de bechamel.
  7. Colocamos encima de las espinacas una capa de queso en lonchas.
  1. Ponemos las setas con los langostinos y la mozzarella, añadimos otro chorrito de salsa bechamel.
  2. Finalizamos poniendo las 4 placas que nos quedan y cubriéndolo todo con la bechamel restante.
  3. Horneamos siguiendo las instrucciones del fabricante .
  4. Agregamos el queso rallado y gratinamos al gusto.
  5. DSC_0027_1DSC_0030_1